Si deseas que tu sofá, tus sillas o sillones duren, tienes que asegurarte de leer este artículo antes de realizar tu compra. Vamos a mostrarte cómo elegir la tela adecuada para tu sofá, silla o sillón como lo haría un profesional.

Pero espera, antes tienes que comprobar la construcción de tu mueble. ¿Es lo suficientemente robusto?, ¿es de madera el marco?, ¿cómo se encuentra la espuma?. Esta es la parte más difícil ya que se trata de comprar unos muebles importantes para tu hogar y que duren.

Podrías pensar que está bien confiar sólo en la reputación de la tienda para la elección de la tela de tu sofá, silla o sillón, pero nada más lejos de la realidad. Cuando se trata de la tela para sus muebles de descanso, la mayoría de las tiendas de muebles tienen un sistema de clasificación. Se escalan desde las telas más duraderas a las menos duraderas y cuales están o no de moda. La clasificación suele determinar la longevidad de tu sofá, tu silla o sillón, así como el precio. Así que la elección de tu tela no solo influye en la calidad y duración del producto que vas a comprar sino también en su precio.

Por lo tanto, si no quieres tener problemas en el futuro y gastos extras de re tapizado, elije una tela más duradera sin pensártelo dos veces.

Estos son los pasos que debes tomar para elegir tu tela de tapicería:

1. Elegir una tela para uso medio o continuado.

Pregunta primero si el tejido es ligero, moderado o para un uso continuado. Sólo tú sabes tus hábitos en casa y de los que viven contigo. Si tiene niños, animales domésticos y tu estilo de vida es muy activo lo mejor es probar con una tela para un uso continuado.
Por ejemplo, no pensarías nunca usar una tela de seda en el salón donde habitualmente se reúne la familia. Algunas de las telas que son 100% algodón están diseñadas para el uso ligero y son buenas para las almohadas y no para un sofá.

Si estás buscando que tenga una gran duración, tu mejor opción es el uso de una tela gruesa que aguante un uso más intensivo.

Elegir una tela para uso medio o continuado

2. Considerar el color en función del uso que le des al sofá.

Elije el color de tu tela para la tapicería de manera estratégica. Pregúntate si tiendes a cansarte de los colores saturados o dramáticos rápidamente o te mantienes fiel a ciertos colores tuyos favoritos donde sabes que aguantaras más para verlos en tu estancia durante un largo período de tiempo.
Si lo que quieres es que tu mobiliario este fijo durante mucho tiempo, lo mejor es el uso de colores sólidos o patrones de repetición pequeños que casi parezcan sólidos. Lo puedes complementar añadiendo más color a la composición con sillas y accesorios decorativos.

El color puede cambiar el aspecto del sofá. Un sofá clásico o tradicional puede convertirse en una tendencia en moda con el uso de colores atrevidos e inesperados en la tela, tales como rosa, turquesa o amarillo.

Usar un color en la tela para crear cierto estado de ánimo en la habitación es otra buena idea. El color azul oscuro y azul marino son perfectos para casas en la playa. Dependiendo de la colocación y acabados estos colores se verán claros y agradables o discretos y sofisticados.

color del sofa

3. Patrón.

Mucha gente se mantiene alejado de los patrones cuando se trata de la tela para su tapicería, sin embargo, las tendencias actuales incluyen diseños llamativos para la mayoría de los estilos de decoración, ya que incluyen patrones étnicos, geométricos y nómadas.
Si te enamoraste de cierto patrón, asegúrate de que la forma de dicho patrón para usarlo en tu tapizado no entre en conflicto con el diseño del sofá. Por ejemplo, un sofá con líneas rectas se verá mejor si se elige un modelo con ángulos rectos o geométricos, mientras que un sofá con formas redondeadas se verá mejor con motivos florales y el uso de patrones con gran tamaño para darle así un aspecto más moderno y actualizado.

Elegir una tela para uso medio o continuado

4. Texturas

No hay límite en la variedad de las diferentes texturas disponibles que tenemos en la actualidad.
Sólo recuerda bien que tu tapicería se comprima de manera consistente y no utilices una textura excesivamente grande, ya que se verá alterada con el paso del tiempo. Trata de obtener una muestra del tejido que quieres usar, y luego estira esa muestra todo lo que puedas, deja que se comprima y mira si cambia su estructura o vuelve a su forma original.

Thon Hotel Bristol Stephanie

Y esto es todo, esperamos que estos consejos te sean de utilidad ya que sabemos que la compra del mobiliario de descanso para tu hogar como pueden ser sofás, sillas, sillones, etc. Supone una gran inversión y una buena planificación antes de la compra creemos que es esencial. Así que presta atención a la tela que vas a elegir para tu sofá, silla o sillón basándote en la durabilidad, color, forma y textura. Recuerda que debes planificar bien esos detalles antes de hacer tu compra.

Si aun así no tienes claro que tela elegir para tu sofá, silla o sillón, no dudes en pedirnos consejo y estaremos encantados de asesorarte.

Gracias por tu atención
El equipo de Grupo TD

Be Sociable, Share!
8116 Ver